Inicio » Diagnóstico precoz del VIH

Diagnóstico precoz del VIH

El virus de la inmunodeficiencia humana es un virus que se puede transmitir a traés de sangre, fluido vaginal o semen desde una persona infectada a otra no afectada o de una madre a un hijo en el embarazo, parto, o lactancia.

Se puede detectar facilmente con un dispositivo de autodiagnóstico, sin sustituir al diagnostico convencional. Las persona con esta prueba puedes beneficiarse antes del tratamiento retroviral y desde la perspectiva de salud pública reducen la transmisión de la enfermedad. Las pruebas rápidas de detección son pruebas de cribado, basado en técnicas de enzimoinmunoanalisis que son de lectura rápida y subjetiva. Los resultados negativos no da elevada confianza sobre el resultado, mientras que el resultado positivo obliga a realizar una prueba de confirmación en un laboratorio clínico.

Cuando una persona cree que está en riesgo de haber adquirido una infección de VIH es importante usar una prueba de autodiagnóstico y así poder tomar medidas de prevención.  En el caso de tener relaciones sexuales con penetración sin preservativo con una persona con infección o de la que desconoce su estado; haber compartido material de punción; haber padecido alguna infección de tuberculosis, hepatitis o tener una pareja estable y no usar preservativo.

Un diagnóstico precoz permite conseguir un tratamiento antes y mejore resultados en salud, además de reducir el riesgo de transmisión a otras personas  No es necesario estar en ayunas. El kit debe realizarse en un ambiente entre 18 y 30 grados. El resultado no interacciona con otros fármacos, droga o alcohol. Es de un solo uso por individuo. La prueba no requiere necesariamente ayuda o intervención de profesionales sanitarios. La obtención del resultado es de unos 30 minutos tras recoger una muestra de sangre o saliva.